dissabte, 12 de gener de 2013

Los Sirex: "Yo grito"

Tot i que a Los Sirex se'ls recorda sobretot per cançons com "La escoba" o "Que se mueran los feos", el cert és que eren un grup de rock força clàssic, influits sobretot per Cliff Richard & The Shadows, Ricky Nelson i el rockabilly. Això no vol dir que a mida que avançaven els 60 no miressin de posar-se al dia acostant-se a estils com el garatge, la psicodèlia o el soul. L'any 66 van enregistrat un dels seus temes més pròxims al garatge, "Yo grito". Guillermo Rodríguez Holgado, baixista i fundador del grup, explica a Eco i distorsió les dificultats que van tenir en la gravació, força habituals en l'època ja que ni els estudis ni els tècnics estaven avesats als nous sons: "La cançó començava amb una guitarra distorsionada. I el Valle, que era el tècnic d’enregistrament, només vam començar diu: “¡Alto, aquí hay algo que distorsiona!” “No, que es un distorsionador.” “Pero es que distorsiona.” “Es que es un distorsionador.” “Pero esto no se puede poner, que el audímetro lo tengo a tope.” Doncs vam estar més d’una hora discutint: “Que la canción es así, que la distorsión tiene que estar en primer plano.”»

Per cert, que la cançó encaixa perfectament amb el títol del llibre i el bloc, perquè a més de la guitarra distorsionada que tant irritava al senyor Valle, la guitarra solista continua sonant amb l'eco més característic dels Sirex. Ho podeu comprovar més avall. 


CAST: A pesar de que a Los Sirex se los recuerda sobre todo por canciones como "La escoba" o "Que se mueran los feos", LO cierto es que eran un grupo de rock bastante clásico, influidos sobre todo por Cliff Richard & The Shadows, Ricky Nelson y el rockabilly. Ello no quiere decir que a medida que avanzaban los 60 no intentaran ponerse al día acercándose a estilos como el garaje, la psicodelia o el soul. El año 66 grabaron uno de sus temas más próximos al garaje, "Yo grito". Guillermo Rodríguez Holgado, bajista y fundador del grupo, explica en Eco i distorsió las dificultades que tuvieron en la grabación, bastante habituales en la época puesto que ni los estudios ni los técnicos estaban avezados a los nuevos sonidos: «La canción empezaba con una guitarra distorsionada. Y Valle, que era el técnico de grabación, nada más empezar dice: “¡Alto, aquí hay algo que distorsiona!” “No, que es un distorsionador.” “Pero es que distorsiona.” “Es que es un distorsionador.” “Pero esto no se puede poner, que el audímetro lo tengo a tope.” Pues estuvimos más de una hora discutiendo: “Que la canción es así, que la distorsión tiene que estar en primer plano.”» Podéis escuchar la canción y la guitarra distorsionada que tanto irritaba al señor Valle.

Por cierto, que la canción encaja perfectamente con el título del libro y el blog, porque además de la guitarra distorsionada que tanto irritaba al señor Valle, la guitarra solista continua sonando con el eco más característico de Los Sirex. Lo podéis comprobar debajo.

Cap comentari:

Publica un comentari